ALIMENTOS SIN LACTOSA Y SU EFECTO EN LA GLICEMIA

Published by Francisca Arce on

Primero que todo, para los que no lo saben la LACTOSA es la azúcar natural que contienen los productos lácteos, esta se encuentra formada por GLUCOSA y GALACTOSA, ambas son azucares simples que nuestro cuerpo utiliza directamente como fuente de energía. Una enzima llamada LACTASA es la encargada de descomponer la lactosa en glucosa y galactosa. 

Hoy en día existen muchas personas que padecen de INTOLERANCIA A LA LACTOSA, esto quiere decir que presentan una dificultad para poder digerir la lactosa, lo que les genera molestias intestinales, como hinchazón, diarrea o gases. Pero también hay quienes que simplemente consumen alimentos sin lactosa. Es importante saber que el presentar estos síntomas no significa automáticamente que se sea intolerante, ya que no son solamente exclusivos de este tipo de dolencia. Es allí la importancia de acudir a un médico especialista para ser diagnosticados.

Entonces, ¿Tiene algún efecto el consumir lácteos sin lactosa en personas que padecen de diabetes? 

Sí, porque cuando se consumen lácteos normales (con lactosa), que es un azúcar compleja, esta genera que el tiempo de absorción sea más lento y moderado, lo que NO provoca un peak de glucosa en sangre. Por ende cuando se consumen lácteos sin lactosa, el organismo ya no realiza el proceso de “dividir” la lactosa en sus dos componentes (glucosa y galactosa), sino que estos azucares simples ya vienen “listos” para ser absorbidos por nuestro organismo. Todos sabemos que los azucares simples son de muy fácil y rápida absorción, por esta razón es que se eleva tan rápido el azúcar en sangre cuando se consumen lácteos sin lactosa. 

Los que utilizan monitoreo continuo puede que se hayan percatado de esta diferencia glucémica, y que la glucosa tiende a subir mucho más rápido pudiendo incluso llegar a más de 200 mg/dl, cosa que no sucede cuando se consume leche normal. Es ahí la importancia de conocer esta información, para no tomar una mala decisión como por ejemplo inyectarse más insulina, lo que más tarde puede provocar una hipoglicemia bien difícil de subir. 

Por lo tanto el vaso de leche de 200 ml que estamos acostumbrados a contarle 10 gramos de H de C, debemos subirlo a 15 gramos de H de C y ojalá inyectarse la insulina los 15 minutos antes de ingerir el alimento para que así no se genere ese tan molesto peak de glicemia. 

Por: Nutricionista Débora Escárate Basáez, DM1.

(IG: @nutricion.dulce)

Categories: Uncategorized